Enérgico. Intenso.

Esas dos palabras resumen el inicio del Campamento El Freíllo. Puntualidades, orden, limpieza, todo cuenta para puntuar y ser la tienda ganadora de esta edición del 2017.
Lo estamos pasando en grande: o bien hacemos deportes -fútbol, beibol, voley ball, balón prisionero-, o bien vamos a disfrutar de una mañana de canoas en los pantanos cerca de Madrigal de la Vera.

Y que no falte un chapuzón en las pozas o ascenso del río. ¡Y qué decir de las comidas! Nuestras magníficas cocineras nos están cuidando igual que nuestras madres. Simplemente sensacional: como colofón, los juegos de la tarde o los juegos nocturnos ambientados en la saga de libros de Harry Potter. Solamente podemos pedir… ¡Que dure el mayor tiempo posible!

Aquí podéis algunas fotos recientes