Este sábado pasado Cyara salió en bici ni más ni menos que a Navalcarnero.

Hora de quedada a las 11:30 AM. Salida real a las 12:00 AM. Antes de la salida de los

valientes chicos de 6o; Stivi, Esteban, Juanpi y Paco estuvieron revisando las bicis para

que todo fuera sobreruedas: alguna que otra rueda desinflada y una cámara de bici a

cambiar por un pinchazo, y nada más.

Empezamos una gran bajada por un parque que parecía no acabarse, con

esculturas de todo tipo… ¡Hasta Gonzalo Rodríguez, se subió en un platillo volador!

Después de orientarnos un poco más, preguntando a personas autóctonas de Móstoles,

dimos una vez más con nuestro camino.

Llegamos a los campos de Iker Casillas: “Yo no soy galáctico, soy de Móstoles”.

Y por fin llegamos al circuito con las mejores rampas jamás vistas hasta entonces, en

donde poder girar, saltar… Esto es lo que más le gusto a Mateo Lira, que quiere que

el próximo plan de bicis, sea sólo estar allí… Cómo el tiempo se nos echaba encima,

tuvimos que salir del circuito para continuar con nuestra estupenda marcha.

Empezamos la ruta verde, en dónde vimos todo tipo de animales: caballos,

gallinas, vacas… ¡La naturaleza en estado puro! Como diría Pablo Fernández (que por

cierto invitó a su amigo Tomás Vaquerín). Para llegar a Navalcarnero, tuvimos que

pasar sobre un puente de hierro, cruzar un bosque, subir unas pendientes increíbles,

esquivar el barro y los charcos, (aunque no todos, Pablo Pimentel hizo el record… pasó

por encima de todos)… Hasta que por fin llegamos a Navalcarnero… Lugar en donde

viven muchos de nuestros socios… Como Pablo Gutiérrez, al que esperamos ver más a

menudo a partir de ahora…

El grupo de carrera tuvo la oportunidad y la suerte de poder comer en un sitio

cubierto del aire… Ni más ni menos que en la casa de Pablo Sánchez… Allí nos

instalamos en un momento (podéis ver las fotos para haceros una idea), y recobramos

fuerzas con el magnífico y delicioso bizcocho de María del Carmen, (madre de Pablo).

Que había preparado para nosotros.

Una vez preparados nos dispusimos a regresar por el mismo camino.

Disfrutando de un día soleado y del aire fresco del campo, con la inestimable compañía

de Esteban e Iván Barroso. Estoy seguro que esta excursión no se les olvidará nunca a

nuestros socios de 6o. Que pese a todo, acabamos pedaleando 37 Km. en bicicleta que

Andrés Rosas hizo sin darse cuenta. ¡¡¡HASTA PRONTO CYARA!!!

2014-10-11 14.50.282014-10-11 16.35.12