“En el partido de ida como locales habíamos perdido 4-5. Teníamos que realizar una proeza: ganar por más de dos goles en campo visitante.
Fue un partido vibrante desde el minuto 1. Salimos con energía a por el partido. Sabíamos que sólo nos valía ganar por más de un gol de diferencia.
Y pronto llegaron los goles. Sin darnos cuenta, nos pusimos 0-2 ante la sorpresa del equipo local. Intentaban reaccionar pero nuestra defensa, formada por la terna Pablo, Rodrigo  y Pelayo Suárez, se mostraba sólida. Pablo Sánchez, nuestro portero, salió con valentía a por un balón dividido y quedó cojo para el resto del partido. Nos temíamos que no pudiera continuar pero un vendaje en el tobillo y un poco de ungüento milagroso permitió que continuara. Mateo puso el 0-3. Ya lo rozábamos con la punta de los dedos. Alejandro y Jorge tuvieron alguna ocasión pero no pudo ser.
La segunda parte siguió con la misma tónica. Esperábamos al rival para salir a por el cuarto en cuanto tuviéramos ocasión, pero llegó el gol del equipo local. Siete minutos que se nos hicieron eternos pero llegó el pítido final y nuestra clasificación para la siguiente fase.
Ahora estamos entre los ocho mejores equipos de la Comunidad de Madrid (de ligas municipales). Nuestro próximo rival es el Andrés Torrejón en 1/4 de final.”